Leggings y un poco de su historia

Leggings y un poco de su historia

Leggings es una prenda que apareció en el siglo XVIII y estaban hechos de piel de ciervo. Se ajustaban bien a las piernas, lo que a diferencia de exuberantes pantalones con volantes eran mucho más cómodos para montar caballos. Más tarde, leggings empezaron a hacerse de tela y se convirtieron en la parte del uniforme de caballería y uniformes militares.

Mujeres empezaron a llevar leggings solo en la segunda mitad del siglo XX, pero el cambio más radical se produjo en el 1959 cuando Joseph Shivers creó la primera fibra sintética elástica y resistente llamada Lycra (elastano) que cambió por completo la industria de la moda. Por primera vez aparece la comodidad en vestir, que hasta estos momentos fue algo inexistente y desconocido. 

En 1988 Karl Lagerfeld fue el primero en arriesgarse a vestir a las mujeres con leggings lo que pareció muy desafiantes para el público de esa época, pero a la mayoría de mujeres les gustó. Para muchos diseñadores, esta prenda fue un descubrimiento terrible ya que según ellos, los leggings podrían desfigurar a las mujeres, porque no todas tienen piernas perfectas.

Por un lado, leggings pueden marcar todos los defectos de la figura, pero por otro, pueden marcar hermosas formas y darle estilo a la ropa ´casual´.

Hoy en día, leggings es una de las prendas más llevadas por las mujeres. Con el paso de tiempo aprendimos a combinarlos con diferentes prendas, así mismo descubriendo nuevo estilos, que hasta este siglo fueron desconocidos. Las tecnologías actuales han conseguido reutilizar los materiales y producir tejidos sostenibles de los que actualmente se fabrican muchos de nuestros tops y leggings.